Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

Cuatro kilómetros de belleza recorriendo la ruta del Camino de la Dehesa de Mogarraz

El_sendero_es_especialmente_bonito_durante_toda_la_ruta
Actualizado 20/09/2017 00:42:07
Redacción

Esta es otra de las preciosas rutas que esconde la zona de las Batuecas y la espectacular Sierra de Francia

Conocida con el nombre del Camino de la Dehesa de Mogarraz, esta ruta ubicada en la zona de las Batuecas y la Sierra de Francia consta de cuatro kilómetros de unas vistas casi increíbles y de unos paisajes típicos de esta zona. Se trata de una ruta de recorrido circular, con salida y llegada a Mogarraz, municipio protagonista por excelencia.

Apenas hay que superar un desnivel positivo de 300 metros y en unas dos horas la podemos realizar sin ningún tipo de problemas, sin ir rápido. La senda está homologada aunque el camino está señalizado y, por supuesto, se puede realizar en cualquier época del año, en cualquier estación, ya que al no ser muy larga y no tener gran desnivel, no tiene mayor problema.

Llegada a la ruta

Por lo que respecta a la llegada de la ruta, si venimos de Miranda del Castañar encontraremos el comienzo de la senda a la entrada del pueblo, justo enfrente de las cruces del Viacrucis.

Iniciaremos la ruta descendiendo unos 200 metros por un camino hormigonado, entre viñas, olivos y cerezos. Después cogeremos un camino empedrado que sale a nuestra derecha. Unos 180 metros más adelante el camino cruza una carretera, adentrándose en un espeso bosque.

Unos 800 metros más adelante nos encontraremos con la fuente "Pocito Martín", y poco más adelante llegaremos a un puente medieval, junto a un antiguo molino en ruinas.

Lo que nos encontraremos

A escasos cien metros llegaremos a una pista forestal, que seguiremos hacia nuestra derecha. Seguiremos por esta pista hasta que termina, en un cruce con otros senderos. Aquí hemos de prestar atención a la señalización pues coincide con otras rutas de la zona, que también están señalizadas. Debemos coger el sendero a nuestra derecha, y enseguida nos encontraremos con otro puente medieval: el puente de los Tres Ojos, un lugar de gran belleza.

A partir de aquí la senda comienza a ascender en dirección a Mogarraz, primero entre pinos, robles y castaños y después entre viñas y olivos, cuando ya nos estemos acercando al pueblo. Desde ahí será seguir las indicaciones y disfrutar, disfrutar sobre todo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información