Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

Caja Rural de Salamanca, 100 años al servicio de la sociedad

La_Caja_Rural_de_Salamanca_no_siempre_ha_tenido_el_aspecto_actual
Actualizado 12/06/2017 08:35:06
Redacción

Inaugurada en el año 1917, la entidad cumple un siglo de vida fiel a su origen y a sus valores

Un siglo. 100 años. Nada más y nada menos. Toda una vida acompañándonos. Cuando vamos a comprar el pan, cuando cruzamos un semáforo o cuando, directamente, paseamos por la ciudad observando su belleza. Mientras la empresa nacía, crecía y se consolidaba, a España le ha dado tiempo a ganar Eurovisión, un mundial de fútbol y a pasar de una dictadura a una democracia.

Se dice rápido, pero es mucho tiempo al lado de todos los salmantinos. No es la mejor etapa para el sector de la economía, tampoco lo es para el día a día de la sociedad, claro. Pero pongamos blanco sobre negro. Al final, la historia queda ahí, los números están donde deben y cada uno presume de lo que puede o debe. La historia de la Caja Rural está ligada a Salamanca, está arraigada a esta provincia en la que se abrió paso y en la que ha ido sobreviviendo a todos los cambios políticos, sociales y culturales. A crisis económicas y a una competencia voraz, que no es exclusiva del sector, sino que es algo coyuntural a la época actual.

Caja Central de Ahorros y Préstamos

Pero no corramos tanto, que el tiempo pasa igual. Tiremos hacía detrás el reloj y vislumbremos ese 1917. Por aquel entonces, la actual Caja Rural de Salamanca se llamaba Caja Central de Ahorros y Préstamos. No nació como una cooperativa de crédito, que es su actual forma jurídica, sino como la sección de crédito de una cooperativa agrícola. No olvidemos que eran otros tiempos.

Este estatus no cambiaría hasta 1948, treinta años después de su inauguración, una vez superado el complicado tiempo de guerra y postguerra. Durante estos primeros años de vida no tuvo personalidad jurídica propia. No fue hasta 1944 cuando adquirió plena entidad legal. Ya en estos primeros tiempos se empezaba a forjar la relación entre socios, clientes y empleados, una de las señas de identidad de la Caja Rural de Salamanca.

El franquismo

Sin embargo, España no ha sido un país sencillo para estabilizarse. Sumido en profundos cambios, la entidad fue adoptando diversas pieles y diversos roles, fue sobreviviendo al lado de la gente. No fue una etapa sencilla el franquismo, con escasa libertad política, sin embargo, para el cooperativismo tuvo ciertas ventajas que son innegables, como fue su nivel de organización y el grado de influencia. El cooperativismo español experimentó una serie de grandes éxitos entre los cuarenta y los setenta que solamente se explican por la falta de libertad de la dictadura franquista.

Es imposible dejar de lado la política al referirnos a esta entidad centenaria. Por eso, el otro gran movimiento llegó con la muerte de Franco y el paso delante de Adolfo Suárez. Y ahí se entró en un punto determinante para las Cajas Rurales. Una fuerte crisis golpeó el sistema y fue necesaria la adscripción de 70 Cajas Rurales a un acuerdo cuyo objetivo fue el de sanearlas y evitar su recaída.

Fue en 1995 cuando la Caja Rural Provincial de Salamanca adoptó sus estatutos a la nueva normativa legal. De esta forma cambió su nombre por última vez al actual, el de Caja Rural de Salamanca, como ahora la conocemos todos. Así, esta última etapa fue de expansión y de consolidación, no solo en Salamanca, sino en toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Comprometida con Salamanca

Puede presumir de ser una entidad socialmente responsable, que apuesta por la educación, firma acuerdos con la universidad, iniciativas en innovación, apoya al deporte y un largo etcétecera.

Y llegados a este punto, es el momento de celebrar que una empresa salmantina cumple un siglo de vida, cien años, que debe y va a celebrar como la efeméride se merece. Con eventos de toda índole durante el año, de carácter musical, deportivo y cultural. Como parte de estos actos está la presentación del libro “Cien. 1917-2017. Historia de la Caja Rural de Salamanca”, en la que se podrá encontrar todo lo relacionado con esta entidad que, esperemos, siga ayudándonos en nuestro día a día. Y también destacan el Festival de Música “Caja Rural Los 40 Pop”, el Dia de la Bici y muchos más actos a lo largo del año

Entidad cercana y responsable

Ha sido un siglo donde los números y las memorias han formado parte importante, han sido esenciales para su desarrollo y para su viabilidad, sin embargo, más allá de esto, la entidad se ha caracterizado por mantener una serie de valores que no se ven reflejados en los papeles; generar confianza, trato cercano con la gente, en definitiva, un modelo de banca diferente, transparente, responsable y sostenible.

Hemos llegado otra vez a 2017, a nuestro hoy, al presente. No hemos podido explicar casi nada de sus 100 años de actividad, solo hemos pincelado algunos de los momentos más destacados de una Caja Rural de la que los salmantinos podemos sentirnos plenamente orgullosos. Desde estas líneas, solo queda el agradecimiento por su ayuda y la felicitación por su cumpleaños. Por muchos años más.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información