Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

El puerto de Vega Terrón (Salamanca), salida al mar de Castilla y León

TERRON6
Actualizado 11/06/2017 22:20:04
Redacción

Castilla y León es la comunidad autónoma más grande en extensión del país, un dato que no le ha garantizado tener ni un solo metro de costa. No obstante, sin tener la posibilidad de verse mojada por las olas, sí que tiene salida al mar por barco, un mérito posible gracias a la desembocadura del río Águeda en La Fregeneda (Salamanca). En este lugar, muy próximo a la frontera con Portugal, el afluente se ensancha antes de dejar su caudal en el Duero.

En este punto, en el corazón de las Arribes, se encuentra el puerto fluvial de Vega Terrón, que cuenta con instalaciones y con un muelle para atracar los barcos, aquellos que se abren paso hacia las frías aguas del Atlántico.

El ensanche del agua en Vega Terrón permite maniobrar los barcos que parten o que llegan a él, que no superan los 80 metros de eslora. Y, aunque pueden llegar otros navíos, actualmente su uso se centra en los cruceros turísticos.

Desde él se ofertan viajes de cinco o seis noches en barco, un itinerario que permite descubrir el curso del Duero y las tierras que le rodean a lo ancho de Portugal, con llegada a la desembocadura en Oporto.

Este viaje permite conocer la cuna de los vinos del norte de Portugal, navegar por el histórico Duero entre esclusas y llegar en la travesía hasta los impactantes y desafiantes puentes que salvan la orografía de Oporto.

Pero si Vega Terrón anima a navegar, no menos a caminar por los senderos que enlazan este territorio fronterizo como pocos, pues en él se juntan los límites de Salamanca y Zamora con los distritos lusos de Braganza y Guarda.

LÍNEA FERREA

Para aquellos que apuesten por el senderismo, la zona cuenta con un aliciente añadido, el de la antigua línea ferrea que unía La Fregeneda con Barca D'Alba (Portugal), un trayecto sorprendente por donde pasaba el tren, entre túneles y naturaleza.

Precisamente, este itinerario se rehabilitará para que los interesados en pasar por él lo hagan con seguridad y sin los riesgos actuales. Para ello, la Diputación tiene previsto que las obras terminen en la primavera de 2018.

La intervención en la vía férrea supondrá un desembolso de 533.605 euros, IVA excluido, y el plazo de ejecución de las obras - a cargo de Hergon Metopolitan S.L.- es de diez meses, según ha informado la Institución Provincial.

En estos momentos falta por adjudicar la dirección de obra y está previsto que en menos de un mes comiencen ya los trabajos para adaptar el tramo de 17 kilómetros de la vía, que une La Fregeneda con el municipio portugués de Barca D*Alva, al uso peatonal. En este recorrido se encuentran diez puentes con una longitud de 1.040 metros y 20 túneles que en total miden 4.295 metros.

ACTUACIONES PREVISTAS

Las actuaciones que contempla esta iniciativa para poner en valor esta vía férrea de La Fregeneda, que atraviesa el Parque Natural de Las Arribes del Duero, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, van desde el acondicionamiento y limpieza de la vía para poder circular hasta la reposición de traviesas y dovelas en los túneles.

También, el proyecto prevé otros trabajos como excavación y limpieza de vegetación en laderas y entradas y salidas de túneles; eliminación de cable del antiguo telégrafo, incluidos postes; colocación de señales informativas en ambos sentidos en túneles y puentes; instalación de plataformas laterales con tablas en ocho puentes; reposición de barandilla donde sea necesario y pintura; revisión y anclaje de chapa del puente internacional y el embarcadero; y colocación de señalización informativa y mobiliario.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información