Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

El Grupo Mis Pollitos asegura que los servicios de sus guarderías están "plenamente garantizados"

descarga
Actualizado 17/05/2017 16:31:49
Redacción

El Grupo Mis Pollitos ha asegurado que "los servicios que presta y los que seguirá desarrollando están plenamente garantizados", según un comunicado remitido a Europa Press a través del bufete de abogados Enrique de Santiago.

Así lo ha señalado después de la vinculación que ha aparecido entre la fundadora de esta empresa de servicio de guarderías, Carmen Pazos, y la inversión en su sociedad de la esposa de Ignacio González, Lourdes Cavero, investigada en la 'Operación Lezo'.

El comunicado, que consta de siete puntos y en el que se destaca que "los trabajadores se encuentran al corriente de pago", recoge que "la única responsabilidad de Carmen Pazos es la de haber buscado un inversor que le permitiese engrandecer su empresa y que la esposa del señor Gonzalez se cruzase en su camino".

Asimismo, apunta que la fundadora de las guarderías, en el marco de la creación de una sociedad denominada Grupo Empresarial Chickies S.L., aportó una unidad productiva de Mis Pollitos -valorada en 400.000 euros- y que "el resto de socios eran inversores que aportaban -bajo su responsabilidad- determinadas cantidades de dinero que en ningún caso alcanzó los 90.000 euros".

Sobre esta nueva sociedad, afirma en el documento, recogido por Europa Press, que "inició su andadura a mediados de enero de 2017 sin que hasta el momento presente tenga una actividad significativa".

Igualmente, reseña que "no se ha realizado, con el conocimiento, actuación, intervención o participación ningún tipo de actuación ilícita por parte de doña Carmen Pazos o de su aportación de Mis Pollitos".

En el punto quinto, destaca que ha sido Carmen Pazos "la que se ha personado en la causa y ha solicitado su declaración ante el juez para poder resolver la situación e iniciar las acciones que correspondan para reclamar los daños personales, económicos y profesionales que ha padecido en este desgraciado asunto".

También, subraya que Pazos considera que "la sociedad investigada (Grupo Empresarial Chickies S.L) se encuentra incursa en causa de nulidad", pues "ella prestó un consentimiento viciado y ha sido objeto de una posible estafa".

"En cualquier caso en causa de disolución por imposibilidad de cumplir el objeto social (no existe, ni se puede recuperar, la confianza debida entre los socios)", por lo que Carmen Pazos ha presentado su dimisión "incondicional e irrevocable" como miembro del Consejo de Administración y su desvinculación.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información