Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

La USAL, "pionera" en el estudio de la carga inmediata sobre implantes dentales

images_4
Actualizado 10/05/2017 20:26:00
Redacción

El grupo de investigación 'Avances en Salud Oral' de la Clínica Odontológica de la Universidad de Salamanca, liderado por el profesor del Departamento de Cirugía Javier Montero, busca dar un paso más en el tratamiento de implante dental con el propósito de acortar el protocolo actual de plazos de carga en beneficio de la calidad de vida del paciente.

Para ello, este colectivo ha iniciado un estudio "pionero" que surge de la demanda de la comunidad científica y del paciente, que "ansía agilizar el proceso", según la información facilitada a Europa Press por la Universidad de Salamanca (USAL).

Este proyecto se basa en las "evidencias científicas" que demuestran que las prótesis convencionales en individuos desdentados "no son suficientes para ofrecer una función masticatoria adecuada", según ha informado Javier Montero a través de la Universidad de Salamanca.

Para ello, de forma "pionera", los científicos han iniciado un ensayo clínico en un grupo de 40 personas desdentados y portadores de prótesis en los que se aplicará de forma segmentada el protocolo actual --con una espera de dos a tres meses para la colocación de las piezas dentales desde la primera cirugía implantológica-- y el método experimental de la USAL --con carga inmediata del implante para contribuir al momento a la retención de la prótesis-.

El objetivo será "comparar los resultados desde el punto de vista clínico, funcional y subjetivo para analizar la efectividad del protocolo impulsado por la Universidad", ha explicado.

En los pacientes sin ninguna pieza dental el protocolo estándar consiste en colocar dos implantes en la mandíbula del individuo para ayudar a la retención de la prótesis inferior, ya que es la que tiene menor capacidad de retención.

El proceso exige un periodo de reposo de unos dos meses para que el implante se integre al hueso en parte porque actualmente "el propio material y las características superficiales de los implantes permiten el crecimiento y maduración del tejido", ha explicado Montero.

Precisamente, este es el punto de partida del estudio. Como ha subrayado el responsable de la investigación, el paso dado ha sido posible por "el gran avance tecnológico desarrollado en torno a las superficies de los implantes".

Se ha producido "una verdadera revolución" en la ciencia de los materiales que ahora "permite diseñar superficies que generan una atracción quimiotáctica a las células del hueso que facilitan el acortamiento del proceso", ha incidido.

Asimismo, con la puesta en marcha de este trabajo, el grupo de la Clínica Odontológica quiere mejorar el protocolo asistencial de los pacientes en términos de bienestar psicosocial. "Queremos acortar los tiempos, dar función inmediata a los pacientes tratados sin que esto suponga ningún riesgo de pérdida y creemos que no va a suponer ni inducir ningún riesgo de pérdida de implantes", ha determinado el investigador principal.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información