Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

Berkeley acusa a la plataforma Stop Uranio de "sacar frases sueltas de contexto" en los informes para crear "confusión"

encinas-lloran-Salamanca-uranio-amenaza_1001311981_122580308_667x375_1
Actualizado 09/05/2017 23:13:23
Redacción

La compañía Berkeley Minera España ha acusado a la plataforma Stop Uranio, que es contraria a su proyecto de explotación de uranio en Retortillo (Salamanca), de "sacar frases sueltas de contexto" en los informes que hace públicos para crear "confusión".

Así lo ha señalado tras la última nota de prensa de Stop Uranio, del que la entidad minera ha dicho que es "una clara manipulación de información en la que se sacan frases sueltas de su contexto con el claro objeto de crear confusión en la población".

Según el comunicado de Berkeley, "nadie pone en duda que las actividades de investigación y extracción de recursos minerales de uranio, al igual que cualquier otra actividad industrial, puede dar lugar a riesgos para las personas y el medioambiente en el caso de que no se hagan de manera correcta, aunque en nuestro caso es exactamente al contrario, tal y como ya han conformado las autoridades competentes en cada materia".

Asimismo, ha indicado a la plataforma que "efectivamente, la competencia para realizar la evaluación ambiental del proyecto de explotación del yacimiento de Retortillo y Santidad es de la Junta de Castilla y León".

Por este motivo, "así lo ha hecho a través de la tramitación ambiental del proyecto, habiéndose probado que el proyecto de explotación del yacimiento de Retortillo y Santidad es absolutamente compatible con el entorno en el que se encuentra, no siendo perjudicial tampoco y desde el punto de vista ambiental para ninguna de las actividades que se realizan en el entorno", ha continuado.

Por otra parte, Berkeley ha manifestado que "la legislación española es concreta en lo referente a la protección radiológica" y que establece que "las autorizaciones o licencias que corresponda otorgar a cualquier administración pública no podrán ser denegadas o condicionadas por razones de seguridad nuclear o protección radiológica, cuya apreciación corresponde al Consejo de Seguridad Nuclear".

Por ello, ha continuado, "la Junta de Castilla y León se ha pronunciado en referencia a la protección ambiental que es aquello para lo que es competente, pero en materia de protección radiológica no es la Junta de Castilla y León la que se ha de pronunciar, sino el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información